La falsa cocina de Leonardo Da Vinci

Posted on Actualizado enn

10877_1_notasdecocina
“Imagínese qué tipo de recetas podía elaborar un hombre que fue maestro de banquetes en la Corte de Ludovico durante más de treinta años, jefe de cocina y, por si fuera poco, considerado el más grande de los genios universales. Esta es la reproducción del llamado Codex Romanoff, descubierto en 1981, una libreta donde el artista anotaba deliciosas recetas con comentarios acerca de los buenos modales en la mesa y donde dibujaba bocetos de sus curiosos inventos para facilitar la vida del cocinero y del comensal.”

 

 

Así consiguieron los historiadores Shelagh y Jonathan Routh vender más de 75.000 ejemplares de la misteriosa afición repostera del maestro Da Vinci, a base de interpretar sus bocetos y notas. Según el libro, Leonardo fue quien inventó la estructura del bocadillo, las pastillas de caldo concentrado de carne y platos bastante exóticos como “una anchoa enrollada descansando sobre una rebanada de nabo tallada a semejanza de una rana” o “la pata de una rana sobre una hoja de diente de león”.

Sin embargo, los lectores deberían saber que se trata de una broma. El manuscrito “Codez Romanoff” no está expuesto en el museo de l’Hermitage como se asegura en el escrito ni en manos de ningún heredero del maestro renacentista. La razón: porque no existe. Hace relativamente poco, Jose Carlos Capel, (encargado de la edición española) terminó con el engaño: confesó que se trataba de una divertida broma de la pareja de historiadores, que adrede, publicaron el libro el 1 de abril de 1987, el día de los inocentes (“The fool’s day”).

Cierto es que a Leonardo Da Vinci le interesaba la cocina, tanto que abrió una taberna aunque no tuvo éxito alguno. A pesar de que le libro sea una ficción desde aquí invitamos a leerlo, ya que ha resultado un éxito cómico, histórico (hay datos científicos reales) y gastronómico.

Anuncios

4 comentarios sobre “La falsa cocina de Leonardo Da Vinci

    Núria escribió:
    20 diciembre, 2015 en 10:44 am

    ¡Qué ingenioso! Ellos si que supieron gastar una buena inocentada jeje. Me ha parecido muy curioso, le echaré una ojeada a ese libro.

    Le gusta a 1 persona

      rainai3 respondido:
      21 diciembre, 2015 en 7:02 pm

      genial! cuando lo leas nos cuentas! 🙂

      Me gusta

    Cristina escribió:
    20 diciembre, 2015 en 7:26 pm

    Qué interesante!

    Le gusta a 1 persona

      rainai3 respondido:
      21 diciembre, 2015 en 7:02 pm

      gracias 🙂 Echa un vistazo a más entradas, ¡son todas muy interesantes!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s