etiqueta

Tres alimentos que deberías dejar en 2016

Posted on Actualizado enn

Estamos cerca de año nuevo, y con la proximidad de noche vieja se acercan los propósitos que nos “plantearemos” para el año siguiente, como si alguien lo cumpliera…  Pero bueno, aquí os sugerimos un buen propósito que revertirá directamente en vuestra salud.

Estos son los tres alimentos que deberías abandonar este 2016:pan integral

  • ALIMENTOS REFINADOS: Al preguntar a la gente que pan consume, la gran mayoría responde el normal, entendiéndose por normal el pan blanco, si este año se convierte en pan integral mucho mejor y no me refiero al integral de supermercado, lo mismo para la pasta, arroces y todo aquellos que proceda de grano.
  • CEREALES DE DESAYUNO Y BARRITAS: En la mayoría de los casos contienen grandes cantidades de azúcar y tienen un bajo aporte de nutrientes, para la gran mayoría de población no debería ser un alimento habitual.
  • SALSAS PARA LA ENSALADA: La ensalada es un plato de bajo aporte calórico y las salsas utilizadas son en general de alto aporte calórico, pero estos conceptos no van enfrentados siempre que los ingredientes que aportan las calorías sean sanos como el aceite de oliva o los frutos secos pero no nos engañemos, en la mayoría de los casos esto no ocurre sobre todo en las que se venden para llevar en los supermercados, produciendo un alto aporte calórico con un bajo aporte nutricional.salsaensalda
Anuncios

¿Aprovecho todo el hierro de los alimentos?

Posted on Actualizado enn

Actualmente la anemia es uno de los problemas más comunes. Son muchas las personas que tienen un déficit de hierro, y esto es un problema ya que este mineral desempeña importantísimas funciones en el organismo humano como es la formación de hemoglobina, interviene en la respiración celular.

en este artículo veremos que si queremos tener unos niveles adecuados de hierro no basta con que nuestra dieta sea rica en alimentos ricos en este mineral. También hay alimentos que juegan un papel muy importante en la absorción del hierro facilitando esta acción o, por el contrario, inhibiéndola.

De hecho en alimentos hay dos formas químicas de encontrar el hierro: el hemo y el no hemo.

El hierro hemo es el que encontramos en los alimentos de orígen animal como carnes rojas, hígado, moluscos… y el no hemo esta presente en los alimentos vegetales con legumbres, hortalizas de hoja verde, frutos secos…

Las espinacas contienen hierro no hemo (de ellas se absorbe poco hierro).
Las espinacas contienen hierro no hemo (de ellas se absorbe poco hierro).

mientras que el hemo se absorbe entre un 20-30% el no hemo solo es absorbido un 3-8%. Pero hay ciertos factores que facilitan la absorción del hierro no hémico como es el ácido ascórbico, conocido como vitamina C, la vitamina A o la propia carne la cuál además de aportarnos hierro  hémico incrementa la absorción del no hémico.

Por el contrario también hay alimentos que inhiben la absorción. Estos son los fitatos (cereales), los polifenoles (taninos presentes en el café o el té), las proteínas de la soja, el huevo o el calcio ( inhibe tanto la absorción del hemínico como del no hemínico.

Con esto no debemos entender que haya que eliminar estos alimentos de nuestra dieta sino que sabiendo que alimentos facilitan la absorción y cuales la reducen debemos de crear platos que nos permitan aprovechar al máximo la cantidad de hierro presente en los alimentos.hierro-300x136

Así pues una buena manera sería tomar una pieza de fruta rica en vitamina C, aliñar los platos con jugo de limón, acompañar las legumbres y las verduras de hoja verde con carne…además de intentar no tomar ni café ni té durante o después de las comidas, evitar el vino tinto ( más rico en taninos) para acompañar platos ricos en hierro no hemínico, no aliñarlos con salsa de soja…

Como vemos para combatir la anemia no basta con comer alimentos ricos en hierro sino que hay que tener en cuenta con que alimentos los combinaremos para así aprovechar la mayor cantidad de este mineral tan importante para nuestro organismo.

Como interpretar las etiquetas nutricionales

Posted on Actualizado enn

Siempre se dice que tenemos que comer equilibrado para estar sanos, ¿pero realmente sabemos ver si un alimento es equilibrado?
Aquí os vamos a dar algunos consejos para aprovechar las etiquetas de los alimentos tos al maximo.

image

Tamaño de la ración: la mayoría de etiquetas llevan la información adecuada a 100g sin embargo este no suele ser el peso de la ración que nos comemos, lo mejor es que en casa nos calculemos la ración que vamos a comer, como consejo os decimos que calculéis la ración con puños.
image

Contenido energético: son las calorías que aporta el alimento (generalmente expresado en kilocalorías o kilojúlios) pero no hay que obsesionarse con este dato, es importante tenerlo en cuenta para productos como bollería, galletas o cereales ya que hay una sorprendente diferencia calórica para las mismas raciones.

Grasas: hay que diferenciar entre grasas saturadas e insaturadas (cosa que no todas las marcas incluyen en su etiqueta) escoge siempre alimentos con mayor cantidad de grasas monoinsaturadas, evitando aquellos que llevan grasas hidrogenadas, trans o parcialmente saturadas, son más dañinas para el corazón que las saturada.

image

Azúcares: son tanto los naturales del producto como los añadidos, os aconsejamos que elijais los alimentos con menor cantidad de azúcares añadidos y edulcorantes artificiales.

Proteínas: nos da la cantidad de proteinas que contiene el alimento en 100g, este dato es uno de los más buscados por los deportistas sin embargo tomar más de un 20% de la energía diaria en proteínas es mala para hígado y riñones.

image

Hidratos de carbono: son la fuente de energía básica para las celulas, hay que evitar los alimentos con un alto índice de hidratos de carbono, no es recomendable que estos superen el 60% de la energía diaria.

Sodio: hay que evitar los alimentos ricos en sodio ya que lo bueno sería no tomar más de 6g diarios de esta sustancia.

Fibras alimentarias: la fibra hace que los alimentos se absorban lentamente manteniendo así niveles en sangre adecuados de glucosa, colesterol y trigliceridos, cuanta más fibra contenga un producto mejor, pero tampoco hay que abusar pues se puede acabar con problemas digestivos.

para mas información…